Pedro y el Lobo Feroz – Cuento Infantil

Hola bienvenido esta vez te traigo el cuento infantil Pedro y el Lobo Feroz para que lo disfrutes en compañía de los niños de la casa.

Abajo podrás encontrar el cuento de Pedro y el Lobo Feroz en 3 formatos:

  1. En video cuento
  2. En texto con imágenes para que lo puedas leer o copiar para imprimirlo.
  3. En formato de Descarga. Agregare un botón de descarga al final para que puedas descargar el cuento infantil Pedro y el Lobo Feroz e imprimirlo directamente.





Cuento de Pedro y el lobo Feroz


Érase una vez en un pueblito muy alejado rodeado de verdes praderas había un niño llamado Pedro y era pastor, pedro era muy feliz cuidando a sus ovejas y durante todo el día sacaba a sus ovejas al prado para que comieran.

Pedro el pastorcito era un niño muy inquieto y siempre se la pasaba jugando en el prado mientras sus ovejas pastaban, a veces les jugaba bromas a las pobres ovejas y las hacia correr mucho. Un día mientras descansaba se sintió muy aburrido y se le ocurrió una gran idea para poder divertirse un montón.

Ese mismo día Pedro decidió jugarles una broma a todos los habitantes del pueblo y así él se podría divertir un poco. Mientras la tarde pasaba Pedro empezó a gritar:

-¡Socorro, Auxilio, el lobo ahí viene el lobo que alguien me ayude!

Los Habitantes del pueblo muy asustados empezaron a correr hacia donde estaba Pedro para salvarlo, llevaban palos y machetes para atacar al lobo, pero cuál fue su sorpresa que cuando llegaron se dieron cuenta de que no había tal lobo, todo había sido una broma de Pedro, Pedro no paraba de reír y de burlarse de los aldeanos.



A Pedro el pastorcito le había parecido muy divertido y dejo pasar un tiempo y decidió volverles a hacer la misma broma a los pobres habitantes del pueblo. Una tarde Pedro volvió a gritar:

-¡Socorro, Auxilio, el lobo ahí viene el lobo que alguien me ayude!

Los aldeanos muy asustados creyendo que ahora si era cierto y volvieron a correr hacia el prado a rescatar a pedro del Lobo Feroz, pero al llegar, desilusionados se dieron cuenta de que otra vez habían caído en la broma de Pedro el pastorcito y no había tal lobo feroz, mientras tanto Pedro se burlaba de ellos.

El tiempo paso y ya todo se había tranquilizado en la aldea, una tarde pedro se sintió cansado y se fue a descansar debajo de un árbol, sin darse cuenta de lo que ocurría Pedro estaba a punto de quedarse dormido cuando escucho unos ruidos muy cerca los cuales lo despertaron.

Pedro volteo su mirada hacia donde provenían esos ruidos y con cara de horror se dio cuenta que esta vez sí venia el Lobo Feroz hacia donde él estaba. Pedro muy asustado empezó a correr pero al ver que el lobo ya estaba muy cerca empezó a gritar:

-¡Socorro, Auxilio, el lobo ahí viene el lobo que alguien me ayude!

– ¡Socorro, Auxilio, el lobo me quiere comer!

-¡Auxilio, que alguien me ayude por favor!

Pero esta vez ninguno de los aldeanos que lo escucharon corrieron en su ayuda pues ya no confiaban en Pedro el pastorcito, pues recordaban con gran desagrado que él ya les había mentido y se había burlado de ellos.

Pedro el niño que disfrutaba riéndose de los demás esta vez fue comido por el lobo pues de tanto gritar ¡el lobo, el lobo! Ya nadie le creyó.

Moraleja de la historia: “no debemos de mentir a las demás personas ni burlarnos de ellos por creernos porque entonces todos perderán la confianza que nos tienen y en el momento que los necesitemos no nos querrán ayudar o no nos creerán”.


FIN


 

Si te gusto el cuento recuerda dale like a la página y compartirla con tus amigos. Muchas gracias abajo está el botón de DESCARGA directa que lo disfrutes.




Déjanos un Comentario...!Por Favor!