La princesa y el guisante

La princesa y el guisante
Califica este Post Por Favor!

Hola bienvenido esta vez te traigo el cuento infantil La Princesa y el Guisante para que lo disfrutes en compañía de los niños de la casa.

Abajo podrás encontrar el cuento de La princesa y el Guisante en 3 formatos:

  1. En video cuento
  2. En texto con imágenes para que lo puedas leer o copiar para imprimirlo.
  3. En formato de Descarga. Agregare un botón de descarga al final para que puedas descargar el cuento infantil la princesa y el guisante e imprimirlo directamente.





Video Cuento de La Princesa y el Guisante


 


Cuento Infantil de La Princesa y el Guisante para leer


Había una vez un príncipe muy apuesto que se quería casar, pero quería hacerlo con una princesa de verdad.

Para encontrar a la princesa decidió viajar alrededor del mundo en busca de esa princesa; en todos lados donde llegaba había damas que decían ser princesas pero para él era imposible saber si lo eran, además de que siempre había algo en ellas que no terminaba de convencerlo que lo fueran.

El pobre príncipe después de tanto viajar por el mundo tuvo que regresar a su hogar desconsolado por no haber encontrado a una autentica princesa.


Una noche mientras el príncipe dormía en su castillo empezó una fuerte tormenta, rayos y truenos se escuchaban por todas partes llovía y llovía sin parar; de repente en medio de la tormenta tocaron a la puerta del castillo, el Rey papa del príncipe fue a ver quién era.

En la puerta se encontraba una joven que pedía ayuda para pasar la noche ahí; decía ser princesa pero su aspecto era todo lo contrario; estaba toda empapada de agua, despeinada y toda sucia, sin embargo afirmaba ser una autentica princesa.

El Rey la dejo pasar al castillo y la Reyna planeo en secreto poner a prueba a la joven para saber si era una princesa de verdad. En la cama donde dormiría la princesa puso debajo del colchón un guisante y encima del colchón puso 15 edredones y 15 colchas.

A la mañana siguiente al despertarse la princesa le preguntaron que si como había pasado la noche y la princesa dijo:

-¡Fatal, muy mal! Dijo la princesa. No pude dormir casi nada en toda la noche.

– ¡Me duele tanto la espalda! No sé qué habría debajo de las sabanas pero era tan duro que no me dejo dormir.

La Reyna dijo:

  • Hijo mío esto comprueba que ella es una auténtica princesa de verdad pues solo las princesas tienen tan suave y delicada la piel como para haber sentido el guisante.

Después de esa noche el príncipe tomo por esposa a la princesa pues ya no había duda que se casaba con una autentica princesa, el guisante formo parte de las joyas de la corona y vivieron felices por siempre.


FIN.

 






Si te gusto el cuento recuerda dale like a la página y compartirla con tus amigos. Muchas gracias abajo está el botón de DESCARGA directa que lo disfrutes.

Déjanos un Comentario...!Por Favor!